Para un empresario, el embudo de marketing es una de las estrategias más importantes que debe incorporar a su negocio. Si no entiende cómo funciona este sistema, no sabrá el motivo por el que sus clientes potenciales no están comprando su producto o servicio.

Es importante conocer a sus clientes y saber qué tan interesados ​​están en su producto o servicio. Al no entender los fundamentos, solo le queda la posibilidad de mostrarle a un cliente potencial su producto y dejarle decidir si le gustaría comprar o retirarse. Comprender los conceptos básicos del embudo de marketing lo ayudará a entender cómo se siente su cliente en ese momento.

¿Qué es el embudo de marketing?

Es cuando un cliente potencial pasa por un proceso de venta, desde conocer su negocio hasta completar la venta y convertirse en cliente consumado.

Hay varios objetivos que tiene en mente para su cliente, ya sea hacer una llamada, programar una cita, aumentar el tráfico de visitantes en su local, vender a un cliente existente o informar a los clientes que su marca existe.

Este es un embudo de marketing básico para un carpintero:

1. El cliente ve el servicio en elclasificado.com.

2. Llama para obtener más información y recibe una cotización gratis.

3. Programa una cita para el servicio.

Habrá muchos otros pasos adicionales en el proceso. La idea básica de un embudo de marketing es ayudar a convertir a sus prospectos, en clientes.

¿Cómo puedo usar el embudo de marketing?

Use el embudo de marketing para identificar en qué etapa se encuentran sus clientes. Por ejemplo, si su cliente potencial ha visto su anuncio publicado en un medio local. Eso es parte de la primera etapa: Concientización.

Con el fin de hacer que sus clientes potenciales caigan en el embudo para entrar a la etapa de consideración, puede colocar un llamado a la acción en el anuncio que diga: “Llame para una cotización gratis”.

Use el embudo de marketing para llevar a sus clientes a un viaje y para influir en ellos exitosamente, para que hagan lo que usted quiera. Si quiere venderles algo. Luego, deberá escribir cada paso que lo acercará a alcanzar esa meta. La mayoría de las grandes empresas implementan una estrategia de embudo para tener más éxito.

¿Cómo resuelve problemas con el embudo de marketing?

Por ejemplo, tuvo una conversación telefónica con un prospecto que decidió no comprar nada. Eso le da una pista de que su consulta telefónica no fue tan buena como para convertirlo en un cliente. Lo que ese prospecto necesita es una comunicación clara para convencerse de que usted es un profesional que le brindará buenos resultados. Este es un buen momento para reevaluar la situación. El prospecto tiene intención de comprar, pero aún no está convencido.

Explicación más profunda de cada etapa

Concientización

El primer paso del embudo es dónde atrae a sus clientes. Captura su atención mediante el uso de una imagen, un mensaje o un video atractivos. En la etapa de concientización expone su negocio a clientes potenciales que pueden encontrarlo interesante. Pueden tener una necesidad o un deseo por su producto o servicio. Mantener al tope el interés de que su negocio existe, eventualmente los llevará a la siguiente etapa de consideración, donde les gusta lo que hace su negocio; entonces, querrán obtener más información.

Consideración

Una vez que un cliente «considera» su negocio. Verán su perfil de redes sociales (Facebook, Instagram, Yelp o más), leerán el blog de su sitio web, se registrarán en su lista de correos electrónicos, etc. Cada negocio tendrá diferentes materiales en la etapa de consideración. Haga lo que mejor se adapte a su negocio. Es posible que tenga un solo material de consideración, pero es mejor tener más de uno para atraer el interés de todos los que han entrado en esta etapa.

Conversión

¡Enganche a su audiencia aún más! Muestre sus resultados, imágenes o datos de antes y después, testimonios de clientes anteriores, una consulta telefónica muy informativa o un paquete de ventas que no puedan rechazar. Aquí es donde sus clientes esperan que les muestre cómo puede ayudarlos a resolver sus problemas. Ya sea para ofrecer excelentes servicios de maquillaje para una noche de fiesta o para reparar una fuga de agua en su hogar. Sea lo que sea, haga que su cliente confíe en usted para ayudarlo a resolver sus problemas.

Lealtad

Después de que su cliente le haya comprado. Sus clientes regresarán si les brindó un excelente servicio, si obtuvieron buenos resultados, si superó sus expectativas en todos los aspectos al pensar que ha sido lo mejor que han obtenido de compañías que ofrecen el mismo servicio o producto, y si lo que obtuvieron es de alta calidad. Esta etapa de lealtad es donde sus clientes ya están familiarizados y podrían necesitar su producto o servicio más adelante. A la gente le encanta regresar por ofertas especiales o por el deseo de volver a tener lo que ofrece su negocio, porque es muy bueno. Puede hacer que la gente regrese mediante una campaña por correo electrónico o simplemente anunciando en sus redes sociales para hacerles saber que todavía existe.

Resumen:

El embudo de marketing lo ayuda a identificar las etapas en las que se encuentran sus clientes potenciales. Se utiliza para llevarlos al siguiente paso. Es importante mostrar el material de contenido adecuado a las personas adecuadas, en la etapa correcta del proceso.

Tenga tiempo y paciencia para que sus clientes reaccionen mientras usted está un paso más delante. De esta forma puede predecir su próximo paso y mejorar a medida que avanza.

 

Implemente el sistema del embudo para mejorar el proceso de marketing y las ventas de su empresa. Identifique los problemas y resuélvalos con una simple idea del embudo.

Embudo de marketing

  • Concientización
    • Exposición para su negocio.
  • Consideración
    • Interesados en su producto o servicio.
  • Conversión
    • Una venta o registro iniciado por su cliente.
  • Lealtad
    • Clientes que regresan.

Haga clic aquí para leer la versión en inglés.

Si necesita ayuda, ofrecemos una consulta telefónica gratuita de 15 minutos con un experto en marketing.